Conexión Cósmica

Buen domingo a tod@s!

Hace unos días, mientras miraba el estrellado cielo nocturno desde mi ventana, ejercicio al que invito a todo el que tenga ojos y esté dispuesto a VER, experimenté, como lo han hecho antes que yo miles y miles de personas, un fuerte sentimiento de humildad y al mismo tiempo de responsabilidad.

Cuando ante tus ojos se muestra el esplendor del mismo Universo, pronto te das cuenta que no somos más que un minúsculo pixel pensante, dentro de un planeta minúsculo que gira alrededor de una estrella minúscula que se pierde en el esplendor de una de las miles de millones de galaxias que forman el TODO. Sin embargo …. pensamos, soñamos, amamos y, por desgracia, odiamos.

Lo que yo sentí esa noche no tiene la más mínima comparación al brutal sentimiento que muchos astronautas siente al ver la Tierra desde el mismo cosmos. Lo llaman “Conexión Cósmica”, o “Efecto Visión Global”.

El 6 de marzo de 1969, el cosmonauta Rusty Schweikart experimentó una sensación que obligó a posponer una caminata espacial programada fuera de su módulo lunar del Apollo 9. El propio Rusty describió dicha sensación como:

“Cuando llevas girando alrededor de la Tierra durante una hora y media, comienzas a reconocer que te identificas con todo lo que ves. Esto produce un cambio… surge a través de ti, tan poderosamente, que te sientes como un elemento sensor de la humanidad”.

Años más tarde, en la misión Apolo 14, el astronauta Edgar Mitchell, durante una caminata de 9 horas, experimentó un profundo sentido de interconexión, gozo y atemporalidad, haciéndose profundamente consciente, tal y como describió, de que todos y cada uno de los átomos del Universo estaban conectados de alguna manera, y al ver la Tierra desde el espacio tuvo la comprensión de que todos los seres humanos, animales y sistemas, son una parte de la misma cosa, de una sinergía, de una interconexión.

Imagen

Este fenómeno, también compartido por místicos de diferentes comunidades religiosas, así como diversas personas que han tenido algún tipo de experiencia trascendental, está siendo estudiado a día de hoy por importantes científicos, como el neurocientífico Andy Newberg, que está intentando averiguar a qué puede ser debido este fenómeno psicológico real.

Obviamente, desde mi ventana no pude experimentar semejante estado con tanta intensidad, pero sí sentí una mística sensación de que ese cielo estrellado quería decirnos a nosotros, simples polvos de estrella pensantes, VENID A DESCUBRIRME.

Imagen

Hasta que nadie demuestre lo contrario, somos la única unión de átomos en el universo capaces de pensar, sentir y amar. Con esto no quiero descartar que hayan otras civilizaciones avanzadas en el Cosmos, estoy convencido de ello de hecho, pero sí quiero recalcar que, independientemente, tenemos la enorme responsabilidad de DESCUBRIR Y DESENTRAÑAR LOS SECRETOS UNIVERSALES, lo que los religiosos calificarían como entender el lenguaje de Dios.

A lo largo de la historia han aparecido a cuentagotas grandes mentes que nos han ayudado a descifrar pequeñas frases o palabras de este complejo lenguaje universal, pero la Humanidad no ha sabido canalizar para sí estos pequeños impulsos, dado que generación tras generación nos limitamos a luchar con nuestros propios demonios autocreados, dejando como anécdota lo avanzado por estos maravillosos seres.

Nuestros libros de historia, y por ende nuestros propios recuerdos, se regodean en Atila, Alejandro Magno, Roma, Grecia, las guerras europeas, los reyes, la conquista de América, la economía, las crisis, el comunismo y capitalismo, las cruzadas, las dictaduras, los golpes de Estado….. nada útil.

Sin embargo, entre líneas, aparecen personajes de la talla de Platón, Aristóteles, Pitágoras, Jesucristo, Mahoma, Leonardo Da Vinci, Hipatia de Alejandría, Faraday, Einstein, Tesla, Newton y un largo etcétera.

¿Acaso estamos ciegos, ¿acaso no sabemos leer entre líneas?, ¿acaso no entendemos qué nos transmite el cielo cuando tenemos la humildad de mirar hacia arriba?

Vuelvo a repetir, el Cosmos día a día nos grita VENID A DESCUBRIRME, VENID A DESCUBRIRME, pero este trabajo no podemos hacerlo como individuos solitarios, como unidades de polvo de estrellas. Este reto sólo lo podemos afrontar como HUMANIDAD.

Es importante hacer ver que la Humanidad se compone de todos y cada uno de nosotros, sin excepción, sin límite de raza, sexo o frontera. Cada uno de nosotros por separado somos UNO, pero en la unión de todos y cada uno de nosotros somos un TODO. La unión de nuestras mentes, así como el resto de seres que habitan nuestra Tierra, forman el latido de lo que algunos místicos llaman Gaia.

Estoy absolutamente convencido que sólo en el momento que este latido sea síncrono, formado de una unión de mentes humanas en paz y concordia, la Humanidad dará un salto primordial en su propia evolución como polvos de estrella pensantes. En ese momento ESTAREMOS PREPARADOS PARA SER SERES UNIVERSALES Y DESENTRAÑAR LOS SECRETOS QUE EL COSMOS GUARDA PARA NOSOTROS.

Seremos seres galácticos, universales, y estableceremos un perfecto equilibrio entre nuestro universo interno (microcosmos) y externo (macrocosmos), tal y como predijeron los grandes místicos desde los albores de la propia humanidad. Aquel que tenga ojos, que vea, aquel que tenga oídos, que escuche.

Imagen

Sin embargo aún nos queda un largo camino por recorrer, grandes esfuerzos internos que realizar y grandes logros a alcanzar como raza global.

En esta línea, y como premonición lanzada a nuestras mentes hace ya 48 años por el inmortal genio Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes (Cantinflas) en su película “Su Excelencia”, quiero poner el discurso que inteligentemente lanza a toda la Humanidad, invitando a la misma a vencer las barreras que nos separan y trabajar juntos en todo lo que nos une. Estos 17 minutos valen sinceramente la pena ser escuchados por todos:

Invito a todo que el que haya leído estas líneas a hacer un acto interno de reflexión, y que esta noche, desde la solitaria tranquilidad de uno mismo, miren hacia el cielo y contemplen las estrellas. Si abren la mente quizás, y sólo quizás, el propio Cosmos nos haga entender que el camino de la concordia y la paz universal es el único sentido de la propia humanidad, ya que es la única forma de mirar al Cosmos y decirle sin complejos VAMOS A DESCUBRIRTE!!

Salu2!!

Esta entrada fue publicada en Ciencia, Tecnología e I+D+i, Filosofía y reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s